DRIVE

DRIVE es un sistema de mesas de oficina con regulación eléctrica de altura que ofrece una perfecta solución ergonómica, al permitir al usuario trabajar tanto sentado como de pie. El control de regulación de altura, situado bajo el sobre, simplifica el cambio de posición dependiendo de las necesidades del momento. Se ha demostrado que el cambio de postura durante la jornada laboral repercute positivamente sobre la efectividad y la productividad, y lo que es más importante, también sobre la salud. DRIVE también permite acoplar paneles acústicos para aportar el aislamiento necesario al entorno laboral.

Los escritorios enfrentados DRIVE ofrecen la posibilidad de ajustarse a las necesidades particulares de los usuarios sin comprometer ni el espacio ni la funcionalidad. Cada escritorio se regula independientemente gracias a su propio mecanismo individual. Los puestos enfrentados DRIVE también pueden ser equipados con paneles tapizados para ofrecer una mayor privacidad. Esta división de la zona de trabajo no afecta de ninguna forma, al fácil acceso a la bandeja horizontal inferior de electrificación.

Categoría: